El Reiki es un técnica o terapia milenaria de origen Hindú que el maestro Mikao Usui recuperó a finales del siglo XIX y que, desde entonces, ha ido extendiéndose hasta contar, en la actualidad, con millones de seguidores en todo el mundo.

Se basa en la imposición de manos para canalizar energía desde el Campo Energético Universal.

(REI Energía Universal y KI energía vital)

La Federación Española de Reiki lo define como un método para conseguir el propio equilibrio y eliminar cualquier dolencia que impida nuestro bienestar.

La OMS reconoce desde el año 1995 el REIKI como una terapia complementaria de sanación que ya se emplea en muchos hospitales del mundo como apoyo a la medicina tradicional con gran éxito, ya que los pacientes que reciben tratamiento Reiki, mejoran con mucha más rapidez que aquellos que no lo reciben.

El Reiki es una disciplina holística que se centra en todos los aspectos de la persona actuando tanto a nivel físico y mental como emocional. Las manos son el elemento transmisor que sirve para llevar esa energía allí donde es necesaria de cara a que actúe equilibrando, y con ello sanando lo que no va bien. El tratamiento ayuda a restablecer el balance del campo bioenergético aliviando síntomas físicos, mentales y emocionales.

Para evitar confusiones, la Federación de Reiki aclara que esta disciplina no se trata de una religión, de una filosofía o de un don que puedan tener determinadas personas, sino de una terapia complementaria que en la actualidad es una de las más aplicadas en el mundo.

¿Cómo actua el Reiki?

Como toda medicina oriental, sus fundamentos se encuentran en las tradiciones Hinduistas antiguas, que hablan de centros energéticos o Chakras. Estos administran la energía de nuestro cuerpo, y están asimismo relacionados con nuestro comportamiento. El Reiki funciona restableciendo el flujo energético y energizando el campo, devolviendo el equilibrio y con ello la salud.

Depresión, estrés, ansiedad… y también alivio y mejoría en multitud de dolencias físicas. Practicar Reiki consiste en adquirir los conocimientos necesarios para captar y canalizar la energía universal y  llevarla, a través de las manos, a los puntos necesarios para sanar o proporcionar alivio.

La Alianza Española de Reiki explica que existen distintas manera de aplicar los tratamientos de Reiki según la dolencia que se quiera mejorar, siempre teniendo en cuenta la necesaria integración entre cuerpo, mente y espíritu.

El Reiki son un conjunto de técnicas que se pueden aprender y aplicar, y no solo busca la sanación a través de la energía, sino el crecimiento de la persona mejorando su percepción de todo lo que le rodea. Además, esta terapia complementaria, que nunca sustituye al diagnóstico y tratamiento médico, puede autoaplicarse y también ser aplicada en otras personas a las que intentes ayudar con el fluir de la energía.

Los cursos de Reiki se organizan en distintos niveles y en ellos se aprende, entre otras cosas, a cambiar las emociones negativas por positivas potenciando estas últimas, y a saber utilizar las distintas posiciones de manos para intentar canalizar la energía y tratar cada tipo de dolencia.

¿Beneficios del Reiki?

Como todo método de tratamiento no invasivo este sistema de curación y también preventivo, tiene un sinfín de beneficios para salud, claro está que los resultados son realmente mucho más positivos al aplicarse por personas realmente capacitadas y entrenadas en este arte.

Algunos de sus beneficios son:

  • Es un sistema que actúa y trata absolutamente en todo ámbito en lo físico, emocional, mental y espiritual. Terapia Holística, trata al ser como un todo.
  • Mejora el sistema inmunitario.
  • Incrementa la regeneración física.
  • El Reiki acelera la curación interiorizada o auto curación, ya que atrae y canaliza la energía capaz de aliviar cualquier mal que padezca.
  • Armoniza y equilibra las vibraciones de la mente y el cuerpo.
  • Lleva al ser a un estado de relajación real y profunda.
  • Equilibra los chakras o centros energéticos, aumentando la vitalidad.
  • Incentiva al crecimiento espiritual y personal.
  • Ayuda en cuanto al aporte de sensaciones de alegría.
  • Potencia la autoestima y brinda más confianza.
  • Combate el estrés y relaja la mente.
  • Colabora con la eliminación de hábitos nocivos y ayuda a desintoxicar el sistema.
  • Hace que el participante logre un reencuentro consigo mismo.
  • Es la mejor preparación que se puede tener previo a una operación o cirugía, al igual ayuda después de esta a su sanación.
  • Disminuye considerablemente las migrañas, elimina los dolores menstruales así como las molestias de la menopausia y la depresión.
  • Ayuda con trastornos como la bulimia y la anorexia.
  • El Reiki se puede aplicar a todos los seres vivos, incluyendo plantas y animales, con excelentes resultados en su sanación.